Un sistema MES es un software especializado y orientado a la producción que administra, monitoriza y sincroniza la ejecución en tiempo real de procesos físicos presentes en la transformación de materias primas en productos intermedios o terminados. Y aunque no deja de ser cierto que hay distintas clases de sistemas MES en el mercado, todo ellos comparten una serie características esenciales.

Los siguientes módulos son los que se entiende que tienen que compartir todos ellos.

Documentación de producto

Genealogía y seguimiento de las piezas y los productos

Gestión de ejecución de procesos

Gestión de recursos

Gestión de la calidad

Recursos humanos

Recopilación de datos

Integración de sistemas

Eso sí, no se debe perder la perspectiva de que una industria productiva puede tener necesidades distintas a las de otra, tanto por el sector en el que opera como por el tipo de operaciones de fabricación que se desarrollan en ella.

Cada uno de los módulos ofrece una serie de funcionalidades y características como vamos a ver a continuación.

Documentación de Producto

Los sistemas MES gestionan la documentación requerida por la planta para fabricar un producto. Esto se logra a través de características como la gestión de listas de materiales (BOM) y la gestión de cambios y configuración.

Genealogía y seguimiento de piezas y productos

Estas características del MES buscan garantizar la disponibilidad de las piezas correctas en el lugar y momento correctos dentro de la producción. Entre ellos están el seguimiento de las piezas durante todo el trayecto que va desde el inventario hasta que se instalan. La generación de una lista de selección de piezas. La generación de un kit de piezas para que estén listas para su uso durante el proceso de fabricación. El seguimiento de los niveles de inventario de piezas emitidas pero no instaladas finalmente. El seguimiento de los productos durante todos los momentos del proceso de producción. El mantenimiento de un historial del producto y un registro de auditoría, incluida una genealogía completa de los materiales y componentes utilizados en el ensamblaje. Y el seguimiento de las fechas de caducidad del material para evitar que se utilicen materiales pasados de fecha.

Gestión de ejecución de procesos

 Los sistemas MES ofrecen características para gestionar la producción y garantizar que se sigan los flujos de trabajo adecuados, tales como las rutas de proceso para definir y gestionar el plan del proceso de fabricación. Las instrucciones de trabajo para guiar al técnico a través de la secuencia de proceso adecuada. El seguimiento del progreso del trabajo de producción para que los que planifican la producción puedan identificar en todo momento dónde está cada producto o cada lote dentro del ciclo de producción. El registro de eventos y alertas para avisar de una situación extraordinaria. El control de producción mediante el que se facilita la resolución de problemas o desviaciones en la producción. Y el despacho de trabajos de producción que proporcione la posibilidad de posponer trabajos o solucionar problemas no planificados.

Gestión de recursos

Atiende a las funciones para administrar recursos en producción, como herramientas y materiales. Entre los más habituales están las tablas de planificación para garantizar un proceso de producción fluido. La gestión de herramientas y recursos (TRM) para poder determinar las herramientas disponibles y la evaluación de las mismas para realizar un mantenimiento preventivo que permita reducir su tiempo de inactividad. La calibración de herramientas que se puede activar en función de la frecuencia de uso real. Y la logística de materiales y producción para el suministro de información sobre el material de manera que las actividades de transporte puedan comenzar en el momento preciso.

Gestión de la calidad

Integre la calidad en el proceso de producción a través de la verificación en proceso. Los principales factores que intervienen son el control estadístico de procesos (SPC) para capturar, procesar y comparar lo que está ocurriendo con los valores asignados y ver si están dentro de la tolerancia. La verificación de la configuración del producto, la gestión de no conformidad (NCM) para detectar las calidades deficientes y medir la efectividad de las medidas que se adopten para subsanarlas. El módulo de entrada de mercancías para garantizar una numeración de lotes precisa y alertar en el caso de que los valores sobrepasen los niveles de tolerancia. Y el procesamiento de datos de proceso (PDP) para capturar datos como la temperatura y humedad, alertando y recomendando contramedidas en el caso de que se encuentren fuera de los límites de tolerancia.

Gestion de la calidad

Recursos humanos

Es el modulo que permite una mejor gestión de los trabajadores que están involucrados en el proceso productivo de la fábrica.

Mediante el registro del tiempo de trabajo del personal se lleva a cabo un seguimiento de los datos de entrada y salida de los trabajadores y de sus tiempos de ausencia. Las calificaciones y certificaciones de personal permiten verificar que los empleados que atienden una tarea en concreto tienen la cualificación y experiencia necesarias para llevarla a cabo. Los incentivos salariales que pueden darse como consecuencia de la implantación de sistemas de bonificación basados en datos de producción y tiempos de ausencia. Y el control de acceso que administre la entrada a las instalaciones solamente al personal autorizado para ello.

Recopilación de datos

 Otro de los aspectos decisivos en los que el sistema MES realiza un aporte importante es en el de la recopilación e integración de datos en toda la planta productiva. Aquí intervienen aspectos como la adopción de datos de producción, ya sea de personas, consumo de materiales y de la calidad, poniéndolos en tiempo real a disposición de los encargados de administrarlos. La recopilación de datos de las máquinas, que miden los KPIs, los tiempos de actividad, los cuellos de botella y los puntos de falla en la producción. La recopilación de datos del proceso, mediante listas de verificación y mediciones registradas, escáneres de códigos de barras o RFID.

Integración de sistemas

Por último, un sistema MES debería poder integrarse con otros sistemas de producción. Un MES necesita contar con datos estandarizados y actualizados y, por lo tanto, poder comunicarse con las distintas bases de datos, ya sean propias o externas. De igual manera tiene que poder interactuar con sistemas ERP, sistemas de gestión de personal y con otras máquinas mediante protocolos industriales.

 

Oficinas centrales
Oficinas Levante
Oficinas USA
Suscríbete a nuestro boletín
Síganos
Ir arriba