Durante las últimas dos décadas, la automatización ha revolucionado la fabricación en todas las industrias. Tenemos fábricas de todos los tamaños que utilizan cada vez más robots para realizar tareas rutinarias con mayor eficiencia y calidad, y ya no existe ni un solo propietario o gerente en cualquier fábrica que no haya escuchado hablar repetidamente de los beneficios de la automatización con respecto al aumento de la productividad, la aceleración de los ciclos de producción o la reducción de desechos.

Asimismo, gracias a la progresiva disminución de los costes de los robots, nunca ha estado más al alcance de la mano de las compañías industriales ponerse en serio manos a la obra con la automatización de vanguardia.

Cómo saber cuándo se está realmente preparado para la automatización

Aunque las muchas ventajas de la automatización pueden ser evidentes, no es infrecuente que no resulte siempre sencillo saber si una fábrica está preparada para iniciar la transformación que supone el camino a la automatización.

El cambio a la automatización precisa afrontar una inversión en nuevas tecnologías y para poder comenzar a recorrer esta nueva senda, es importante evaluar el estado del negocio antes de apostar por una inversión que cambiará radicalmente la manera de operar de la fábrica.

Por eso, para que sirva de ayuda a la hora de meditar sobre esta decisión tan relevante, desde HEXA ofrecemos una serie de signos inequívocos que señalan cuándo un negocio industrial cuenta con una planta de producción preparada para acometer su automatización.

Los trabajadores llevan a cabo tareas de riesgo innecesariamente

No importa de qué tipo de industria o de negocio se trate, la seguridad es el primer aspecto a tener en cuenta. Una gran cantidad de tareas manuales repetitivas y peligrosas que anteriormente llevaban a cabo los trabajadores de la fábrica, ahora pueden automatizarse de manera segura utilizando robots industriales.

Si en una fábrica se expone potencialmente a los trabajadores al riesgo de lesiones, se recomienda no demorar el comienzo del proceso de automatización. Así se convertirá la planta en un entorno más seguro y permitirá capacitar a los empleados para que aporten un mayor valor en desempeños mucho más atractivos y valiosos para la empresa.

Se precisa una mayor producción para satisfacer la demanda

No poder satisfacer la demanda puede poner al negocio en una gran desventaja en comparación con los competidores que ya disfrutan de altos grados de automatización. Esto se ve aún más agravado por el hecho de que existe una importante escasez de mano de obra calificada en la industria actual, y los trabajadores cualificados en robótica son realmente complicados de encontrar en el mercado.

Los robots industriales y los cobots están capacitados para asumir las habilidades necesarias y no accesibles y aportar a las fábricas el beneficio adicional de la producción 24/7.

La planta no puede mantenerse al día con las peticiones de cambio de mix de producto

Los cambios frecuentes en la combinación de productos generalmente requieren un tiempo de anticipación significativo para que los trabajadores de la fábrica aprendan los nuevos requisitos del producto, cambien los procesos de la fábrica y garanticen que se implementen medidas de calidad consistentes.

Para competir eficazmente en el mercado global, es fundamental que las empresas puedan innovar y adaptarse rápidamente para superar a la competencia, y esto se logra mucho más fácilmente con la ayuda de robots industriales. Utilizando una programación robótica simple, los operadores de producción pueden reprogramar y volver a capacitar a los robots en minutos, sin necesidad de codificación, para conocer los requisitos de nuevos productos y enviar nuevos mix de productos.

La calidad se ve afectada por los aumentos de los volúmenes

Si una planta de fabricación pretende satisfacer sin automatización los incrementos de demanda, lo normal es que la calidad del producto baje por las presiones a las que se ven sometidos los trabajadores.  Asimismo, sin la automatización robótica, suele suceder que no se cubren los estándares de cumplimiento que a menudo requieren los grandes contratos de producción.

La planta de la fábrica se va quedando pequeña

Las plantas de fabricación tienen un espacio de producción limitado para todas sus actividades. Pero al introducir la automatización industrial, se puede reducir el espacio necesario para la producción y así liberar parte del mismo para otras operaciones. Toda la línea de producción se puede optimizar a medida que se reducen las áreas de trabajo y se reasignan a actividades incrementales.

Si una planta de fabricación cuenta con un espacio de fábrica limitado o escaso, puede deberse a que inicialmente se había subestimado el potencial de crecimiento del negocio, algo que se resuelve invirtiendo en automatización.

Se necesitan reducir costes reduciendo desechos

Pese a  imponer altos estándares en el uso de materiales, los procesos de producción manual pueden redundar en un uso impreciso de materiales costosos, donde los desechos de producción podrían haberse manejado de manera más eficiente.

Con la automatización, los robots se pueden programar de manera precisa para garantizar que todos los materiales de producción se utilicen a su máxima capacidad con un desperdicio mínimo.

Sentirse preparados para la automatización

Decidir transformar la fábrica mediante la automatización puede ser complejo, pero los resultados apuntan a que merece la pena cruzar ese río. A medida que la planta de fabricación continúa revisando su preparación para la automatización, hay que tener en cuenta los beneficios potenciales presentes y futuros de los robots industriales. Además de resolver los problemas presentes de las fábricas, la adopción de la automatización industrial puede impulsar a las empresas a nuevos mercados globales que de otro modo habrían sido inalcanzables, lo que puede ayudar notoriamente a hacer crecer el negocio en el largo plazo.

Oficinas centrales
Oficinas USA
Suscríbete a nuestro boletín
Síganos
Ir arriba

Boletín HEXA

Suscríbete y recibe nuestros artículos en tu mail